Negligencia en Hogares de Cuidados

Las instalaciones que ofrecen a residentes cuidados médicos experimentados y otros servicios relacionados se llaman hogares de cuidados. Los hogares de cuidados van más allá de solamente ofrecer una habitación y comidas y pueden también proporcionar servicios de rehabilitación para las personas que están enfermas, incapacitadas, o lesionadas, así como otro tipo de servicios relacionados con la salud.

Aunque permanecer en un hogar de cuidados puede limitar la privacidad de la persona y su estilo de vida, el residente de un hogar de cuidados tiene derecho a un cuidado compasivo, de alta calidad, y digno en cualquiera de estas instalaciones. Las leyes federales y estatales ordenan que los hogares de cuidados proporcionen a los residentes servicios de esta calidad.

Desafortunadamente, existen instalaciones en donde el personal abusa o es negligente con sus pacientes. Esto puede deberse a la falta de fondos para mantener las instalaciones, lo que impide al hogar de cuidados contratar a personal más calificado, y la noción de que es improbable que los pacientes se quejen por sufrir abusos y negligencias. Esta es una actitud vergonzosa para un hogar de cuidados o para los miembros del personal. Algunas personas muy vulnerables son instaladas en hogares de cuidados y necesitan y merecen cuidados médicos de calidad. Tristemente, las negligencias y abusos en hogares de cuidados ocurren frecuentemente.

Si usted conoce a una persona mayor o alguien más que esté en un hogar de cuidados, aquí hay un número de señales que podrían indicar que él o ella es víctima de abuso o negligencia en ese lugar:

  • Abuso físico
  • Abuso verbal
  • Moretones excesivos
  • Huesos rotos y caídas
  • Incapacidad para comer
  • Labios agrietados
  • Piel reseca
  • Pérdida repentina de peso
  • Llagas por presión
  • Úlceras por presión
  • Desnutrición
  • Deshidratación

Existen un número de razones por las que usted debería ponerse en contacto con un abogado experimentado en temas de abusos en cuidados médicos inmediatamente. Las quejas tienen que ser presentadas ante las autoridades apropiadas para que su ser querido y otros residentes del hogar de cuidados puedan ser protegidos. Se tienen que dar pasos inmediatos para que su ser querido sea reubicado en un lugar seguro tan pronto como sea posible. Su ser querido tiene derecho a una recuperación financiera por las lesiones que haya sufrido por abuso o negligencia. El hogar de cuidados debe ser señalado culpable por provocar o permitir que sucedan esas lesiones.

Contáctenos si piensa que su ser querido o amigo/a es una víctima de abusos o negligencia en hogares de cuidados. Nosotros examinaremos inmediatamente la situación, tomaremos los pasos necesarios para remediar las circunstancias inseguras, y comenzaremos el proceso de recuperación de una indemnización para su ser querido. Permita que nuestros compasivos y experimentados abogados en lesiones personales ayuden a su amigo o al miembro de su familia.